Tras el enfrentamiento del día de ayer en el municipio de Anáhuac, Nuevo León, que dejó un elemento de Fuerza Civil abatido, y luego del cual dos delincuentes fueron detenidos, el secretario de Gobierno del estado, Javier Navarro Velasco, informó que al menos por este martes la vacunación transfronteriza que se lleva a cabo en el puente Colombia quedó suspendida.

“Hoy se suspendió la vacunación, ahora vamos al homenaje póstumo del compañero que falleció, hoy sí definitivamente se canceló.

Hay que ver con Secretaría de Salud y en base con lo que la Secretaría de Salud tenga programado, y ya se verá, y Fuerza Civil seguirá apoyando a este tipo de programas cuantas veces sea necesario”, comentó

Un convoy de vacunación que se dirigía al puente Colombia, quedó en medio de un ataque armado contra elementos de Fuerza Civil Nuevo León, mismo que dejó un saldo de un policía muerto, dos lesionados y dos detenidos.

De acuerdo con información de Fuerza Civil de Nuevo León, sus elementos sufrieron un ataque con armas de fuego por parte de integrantes del crimen organizado, cuando realizaban un operativo especial en el municipio de Anáhuac, al norte de la entidad.

Después del ataque armado, los oficiales de Fuerza Civil, iniciaron una persecución contra los agresores, al tiempo que parte del convoy de Seguridad Pública que custodiaba a un grupo que se dirigía al puente Colombia, para recibir la dosis de covid-19, como parte del Programa de Vacunación Transfronteriza, acudió en apoyo de sus compañeros que fueron agredidos.

El gobierno estatal afirmó que el proceso de vacunación se llevó a cabo sin contratiempos.

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el oficial fallecido fue identificado como Francisco Javier Medina Huerta, de 27 años de edad, quien durante el ataque fue herido en una de las piernas y fue trasladado en helicóptero para ser atendido en un hospital, sin embargo debido a la gravedad de las lesiones falleció horas más tarde.

Asimismo, señaló que las acciones tácticas que se realizaron en la zona posterior al incidente, permitieron la detención de un presunto delincuente que había participado en el ataque, a quien se le aseguró un arma de fuego.

Al sitio se desplegaron elementos del Ejército y de la Guardia Nacional, para apoyar a las fuerzas estatales de seguridad.