La Comisión de la Verdad, que investiga violaciones a derechos humanos cometidas por autoridades entre 1965 y 1990, encontró indicios de que en el Campo Militar No. 1, ubicado en los límites de la Ciudad de México y el Estado de México, se cometieron “crímenes de lesa humanidad” en al menos cuatro lugares de sus instalaciones.

La Comisión de la Verdad realizó una visita al Campo Militar No. 1 los días 20, 21 y 22 de septiembre. En esos recorridos 60 familiares de víctimas y sobrevivientes detectaron indicios en dos lugares en los que activistas y presos políticos de la época habrían sido torturados o encarcelados de forma arbitraria, además de otros dos espacios donde probablemente ocurrieron estas mismas vulnearaciones.

“Encontramos indicios creíbles de que el Campo Militar No. 1 fue escenario de crímenes de lesa humanidad y fue escenario de violaciones gravísimas a los derechos humanos”, dijo David Fernández, integrante de la Comisión de la Verdad.

Los lugares donde hay indicios de que se cometieron estos crímenes son las instalaciones de la Policía Militar y la prisión militar.

Fernández señaló que estos indicios tienen que ver con pisos, soclos, ventanas y paisajes subterráneos.

“La visita al Campo Militar No. 1 ha sido exitosa para reivindicar el punto de vista de las víctimas, evidenciar que lo que han dicho ha sido verdad desde el primer momento en que lo han sostenido”, añadió el experto.

Aunque aún no se tiene una fecha exactta, los familiares de víctimas y los sobrevivientes prevén volver al Campo Militar No. 1 para seguir con sus inspecciones, y que peritos expertos en criminalística y arquitectura también ingresen para conseguir pruebas de que los cuatro lugares señalados efectivamente fueron espacios en los que se cometieron torturas y detenciones arbitrarias.

La investigación de la Comisión de la Verdad se basa en testimonios de los familiares de víctimas y sobrevivientes del lugar, archivos militares, documentos de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS) y declaraciones de personas que formaron parte de la Brigada Blanca, un grupo acusado de reprimir activistas y opositores y del que formaban parte militares y policías civiles.

Algunos ejemplos de los documentos revisados por la Comisión de la Verdad previo a sus recorridos son planos de 1982 del Campo Militar y fotos aéreas del lugar de 1970.

En conferencia de prensa, celebrada en el Centro Histórico de la Ciudad de México, Erasmo Cabañas, hermano del activista Lucio Cabañas asesinado a manos del Ejército, lamentó que en los recorridos que hicieron no pudieron ingresar a espacios subterráneos donde presuntamente había cárceles clandestinas para activistas y opositores políticos. 

“Anduvimos recorriendo el Campo Militar No. 1 los lugares asignados, pero en lo particular la logística a mí no me pareció muy bien porque me llevaban a los dormitorios, al comedor, a la cocina, a la enfermería y yo buscaba en lo particular un subterráneo porque ahí me tuvieron en 1976 y 1977”, criticó Cabañas.

Sin embargo, Félix Santana Ángeles, secretario técnico de la Comisión de la Verdad, dijo que “todos los espacios que constituyen al Campo Militar No. 1 y las instalaciones militares de otras entidades por instrucciones del comandante Andrés Manuel López Obrador se van a abrir a esta comisión”.

Con información de La Lista