El fenómeno natural conocido como marea roja llegó a las costas del municipio de Altamira, Tamaulipas y  trajo consigo el  primer caso de mortandad de peces en diferentes especies y  tallas.

Rubén Herbert Zárate, director de Ecología del municipio dijo que el evento obligó a las autoridades a cerrar la zona para el turismo.

Explicó que desde el viernes se dio la alerta de la posible llegada de la marea roja luego de detectarla en el municipio de Aldama en la playa Barra del Tordo, al norte de Altamira.

Para el sábado al saber de su manifestación procedieron a negar a la gente su acceso  a las aguas.

Este lunes, apoyado por  comitiva. El  funcionario se trasladó a las costas para  confirmar que ya había mortandad en grupos de peces de distintos tipos y tallas que van desde chicos, medianos y grandes.

Por el momento la mortalidad de peces no ha causado una  alerta sanitaria. 

Explicó que durante estas fechas del año las corrientes van de norte a sur por lo que poco a poco se va extendiendo  por el litoral.

Se abstuvo de estimar el tiempo de la afectación debido a que aún no cuentan con el dato sobre el tamaño de la mancha.

Este fenómeno se debe a la proliferación de microalgas que algunas de ellas liberan toxinas y eliminan gran parte del oxígeno en el agua que afecta mortalmente a la especie marina.

Luego de una serie de síntomas sobre  los peces se provoca la muerte.

En el humano la marea roja puede provocar  hormigueo en lengua, labios, garganta, náuseas, ardor en los ojos e irritabilidad en la piel.

Fuente: excelsior