Una marcha de protesta de migrantes venezolanos en Ciudad Juárez, Chihuahua, a unos pasos de la frontera con los Estados Unidos, derivó en una agresión a pedradas contra los agentes que vigilaban el borde del río Bravo, quienes, al ser agredidos, dispararon balas de goma para dispersas y detener a varios de ellos.

Alrededor del mediodía, más de un centenar de venezolanos y migrantes de otros países, se agruparon a un lado del río bravo, del lado mexicano en Ciudad Juárez, portando banderas de su país y de México.

Poco a poco, los migrantes cruzaron el río y entraron a territorio estadunidense, por lo que los agentes de la Border Patrol los sometieron, a media docena de ellos.

Sin embargo, algunos migrantes arrojaron piedras a los agentes fronterizos cuando comenzaban a detenerlos, por lo que dispararon balas de goma, asestando los tiros en las espaldas de quienes iniciaron el regreso a México.

Lo que inició como una marcha pacífica, derivó en agresiones contra los policías estadunidenses, quienes repelieron los ataques a piedras, con balas de goma y arrestos, ya que incluso una mujer sacó un arma de fuego.

Fuente: excelsior