Con la participación de alrededor de 900 estudiantes de los niveles medio y superior y luego de dos años de confinamiento por la pandemia de COVID-19, el Centro Universitario Tenancingo de la Universidad Autónoma del Estado de México reanudó la realización, en la modalidad presencial, del Festival “El muerto al pozo y el vivo al gozo”.

La coordinadora de Difusión Cultural de este espacio universitario, Alejandra Ceballos Mejía, refirió que el programa de la 13ª edición del festival, que los dos años anteriores se realizó de manera virtual, comprendió el montaje de una ofrenda monumental, en el que participaron los alumnos y el profesor del Taller de Dibujo, así como de cinco ofrendas que hacen alusión a las tradiciones con motivo del Día de Muertos en cinco estados de la República Mexicana.

Abundó que alrededor de 700 alumnos de las licenciaturas en Gastronomía, Turismo, Relaciones Económicas Internacionales, Arqueología e Ingeniero Agrónomo en Floricultura participaron en el montaje de estas ofrendas y en el desfile catrinas y catrines, así como de cinco carros alegóricos, por las principales calles del municipio, partiendo de la Glorieta Hidalgo y arribando a las instalaciones del Centro Universitario.

En esta ocasión, detalló, se contó con la participación en el desfile de un alebrije monumental por parte del Ayuntamiento de Tenancingo, así como de 200 alumnos de la Banda Universitaria de Marcha del Plantel “Dr. Pablo González Casanova” de la Escuela Preparatoria de la UAEMéx, ubicado en esta misma demarcación.

Como parte de estas actividades también se llevó a cabo una exposición de serigrafía, la presentación de un grupo de danza folklórica del municipio, la presentación del grupo de música “Canto y Luna” de la institución, un concurso de catrinas vivientes y una kermés.

Para cerrar con broche de oro, refirió la universitaria, se realizó el recorrido de leyendas, actividad que despierta gran interés entre los habitantes del municipio y que permite recuperar la tradición oral.

Alejandra Ceballos Mejía indicó que el Festival “El muerto al pozo y el vivo al gozo” marca el inicio de las actividades que en el municipio de Tenancingo se realizan con motivo de la celebración de Día de Muertos y es una actividad esperada por la población, que permite mostrar el trabajo que realizan los jóvenes universitarios y su alegría, que brinda a los habitantes la oportunidad de visitar las instalaciones universitarias, que comúnmente no están abiertas al público en general.

Cabe destacar que el desfile de catrinas y catrines, así como de carros alegóricos, fue encabezado por el presidente municipal de Tenancingo, Héctor Gordillo Sánchez; la directora general de Centros Universitarios y Unidades Académicas Profesionales/B, Sandra Chávez Marín, y la directora del Centro Universitario UAEM Tenancingo, Luz María Robles Hernández.