El contrato con la UNOPS para la venta del Avión Presidencial ha concluido.

Así lo informó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) este viernes. El mandatario indicó que:

“Ya no, ya se terminó ese contrato. Ahí no le echo la culpa a ellos, se trata de un avión tan pero tan lujoso que les dada pena a los posibles compradores, además no se puede reconvertir”.

Y descató que como no se puede convertir a avión de pasajeros -originalmente era para 240 pasajeros pero se ajustó a 80-, además de que no se puede viajar en el de la Ciudad de México a Mérida porque “es un avión trasatlántico” con vuelos mínimos de cinco horas.

A su vez, el titular del Ejecutivo refirió que si hay compradores interesados en el TP01 “José María Morelos y Pavón” pero lo quieren abajo del precio de avalúo.

Por lo anterior:

“Como ya tomamos la decisión de la nueva línea aérea, ya tomamos la decisión de que ese avión se va a entregar a Mexicana de Aviación para viajes especiales”.

Los “viajes especiales” sería la renta de la aeronave para viajes a Europa, dentro del país o para empresarios que quieran llevar a sus familias o premiar a sus empleados.

El 28 de marzo, López Obrador informó que el Avión Presidencial sería entregado a la empresa del Ejército Olmeca-Maya-Mexica para rentarlo, y con dichos ingresos pagar su mantenimiento.

En 2021 el Gobierno de México solicitó el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para su venta.

Fuente: 24 horas