El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que ya hay tratos con los trabajadores de Mexicana de Aviación para adquirir el nombre y éste pueda ser usado en la aerolínea que su gobierno pretende lanzar.

En la mañanera de este viernes, que se realiza en esta capital, enfatizó que ante la dificultad de vender el avión presidencial –comprado en el sexenio de Felipe Calderón—, esa aeronave se entregará a la nueva empresa aérea “para viajes especiales”.

El mandatario destacó que la idea de lanzar una línea aérea es para que las tarifas del transporte aéreo en el país se reduzca.

“Ya estamos en trato con los trabajadores de Mexicana, tanto activos como jubilados, y se está buscando ya un acuerdo para que la nueva línea aérea se vuelva a llamar Mexicana de Aviación. Eso no le gusta a nuestros adversarios, pero esto no es de gustos, tenemos que ir avanzando”, aseveró el presidente.

Agregó: “Se va a adquirir, se va a hacer un avalúo de la marca, el emblema, y se va a tener una empresa para que haya más vuelos y que de esta forma no aumente tanto el pasaje en avión”.

Informó además, que como parte del proyecto del Tren Maya, se proyecta la construcción de seis hoteles en diferentes puntos de la ruta: Palenque, Uxmal, Chichén Itzá, Tulúm y Edzná.

Fuente: La Jornada – Emir Olivares