El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, agredeció a las miles de personas que salieron a marchar en defensa del organismo, ante los riesgos de “regresión antidemocrática”.

Manifestó que él y los otros 10 consejeros se encontraban en la Ciudad de México y siguieron las acciones protesta de forma remota, pues decidieron no asistir para evitar descalificaciones a los ciudadanos que asistieron.

“En el INE vemos con entusiasmo y satisfacción que la ciudadanía valore y defienda esta democracia que con tanto sacrificio fue construida de manera gradual y colectiva en las últimas décadas, gracias, pues a todos”, dijo.

Pidió atender las palabras de José Woldenberg y “de otros luchadores sociales, activistas, políticos comprometidos con las causas democráticas pertenecientes a las más diversas corrientes del pensamiento que hicieron valiosas aportaciones a esta gran obra colectiva que hoy nos permite vivir en libertad y que nuestro futuro político se define a través del voto libre de las y los ciudadanos en elecciones auténticamente democráticas”.

Afirmó que los órganos electorales son una obra colectiva a la que “en las últimas décadas muchas generaciones de mexicanas y mexicanos de todas las ideologías y corrientes del espectro político han aportado propuestas e ideas, así como disposición al diálogo para construir las leyes y las instituciones electorales que hoy tenemos y que son un punto de referencia que afortunadamente es reconocido y valorado a nivel mundial”.

Para Córdova, los procesos democráticos del país no son “obra de un solo hombre, ni un solo partido o de una sola fuerza política, es producto de muchas luchas cívicas en contra de un régimen de partido hegemónico, luchas en contra del fraude electoral que caracterizaba a ese pasado predemocrático, luchas encabezadas por personajes que se han convertido en símbolos en la transición a la democracia”.

Fuente: 24 horas