Pese a impedimentos y descalificaciones por parte del Gobierno federal, la marcha en favor del Instituto Nacional Electoral (INE) tuvo una convocatoria masiva y evidenció que los mexicanos estamos unidos en favor de la defensa de nuestras instituciones electorales y la democracia, afirmó la senadora Kenia López Rabadán.

“Durante semanas, el presidente López Obrador se dedicó a descalificar la marcha ciudadana del día de ayer. Hicieron lo imposible por impedirla, pero la marcha fue impresionante, maravillosa, contra todos los pronósticos del Gobierno federal, cientos de miles de mexicanos salimos a defender nuestras instituciones electorales”, indicó.

Agregó que las 700 mil personas que se manifestaron tomaron las calles para decirle al gobierno de Morena que no permitirá que destruyan lo que se ha construido en esta nueva lógica democrática, con tanto esfuerzo.

En su conferencia “La Contramañanera”, López Rabadán subrayó que actualmente se cuenta con un árbitro electoral que cuenta los votos y los cuenta bien, y no se va a renunciar a eso, ya que “si lo perdemos, perderemos nuestro país”.

“Las familias mexicanas salimos a decir que no vamos a permitir una arbitrariedad y que vamos a defender nuestros derechos. Aunque claro, el gobierno de la Ciudad de México no tuvo la decencia de reconocer a las cientos de miles de personas. No saben contar personas y además quieren contar votos. Eso sí, lo que el Gobierno de la ciudad y el Gobierno federal saben contar es dinero en cash”, dijo.

La también Vicecoordinadora del PAN en el Senado explicó que la reforma propuesta por el presidente López Obrador es un reflejo de su autoritarismo, ya que no se trata de una modificación que se sustente en principios democráticos, sino que quiere absorber todo el poder y quitarle el valor al voto de los mexicanos.

“Quieren destruir al INE con el pretexto de que sale muy caro, pero eso es una mentira, es claramente una mentira más de este gobierno corrupto”, subrayó.

Indicó que esta administración ha gastado más en las obras ineficientes y en los caprichos del Presidente, toda vez que con lo pagado en el AIFA, Dos Bocas y el Tren Maya, se podrían pagar 55 años del INE.

Queda claro que López Obrador no quiere ahorrar, lo que quiere es agandallarse al árbitro electoral, aseguró.

“La Cámara de Diputados ha asignado para el próximo año un total de 20 mil millones de pesos al INE. El Tren Maya le ha costado a los mexicanos 300 mil millones de pesos; Dos Bocas ha costado más 360 mil millones de pesos; y entre la cancelación del aeropuerto de Texcoco y la construcción del AIFA se han gastado 440 mil millones de pesos”, recordó.

Remarcó que, si se divide lo gastado en cada una de las obras ineficientes de este gobierno, entre lo que cuesta el INE, con el aeropuerto que no tiene vuelos se pagarían 22 años de INE; con la refinería que no refina se pagarían 18 años del INE; mientras que con el Tren Maya que es sinónimo de destrucción, se pagarían 15 años del Instituto.

Asimismo, recordó que en 2004 López Obrador calificó a los asistentes de la marcha por la paz, como “pirrurris” y dos años después de esa manifestación, perdió las elecciones.

Hoy el Presidente calificó como clasistas y racistas a quienes acudieron a “esta marcha rosa” y en dos años se repetirá la historia y volverá a perder su partido la Presidencia, añadió.

“Hoy López Obrador se refirió a Franco y Pinochet y efectivamente, Franco y Pinochet se fueron y se quedó por algún tiempo el franquismo y pinochetismo, pero aquí se va a ir Obrador y no vamos a permitir que se quede el obradorismo. Con el obradorismo se va a ir la destrucción, la división, la confrontación y la mediocridad”, concluyó.