La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no dispone de indicios de un «ataque deliberado a Polonia«, aseguró este miércoles el secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg, en referencia al misil que cayó en ese país el martes y dejó dos personas muertas.

«Nuestros análisis preliminares sugieren que el incidente fue probablemente causado por un misil del sistema ucraniano de defensa antiaérea para defender el país de misiles rusos«, dijo Stoltenberg al fin de una reunión de urgencia de los embajadores de la OTAN. «Hay una investigación en marcha, y precisamos esperar su resultado».

No obstante, el funcionario dijo que «eso no es culpa de Ucrania. Rusia carga, en última instancia, con la responsabilidad ya que continúa con su guerra ilegal contra Ucrania».

Rusia lanzó una oleada de ataques con misiles contra diversos objetivos en Ucrania, recordó Stoltenberg, quien alegó que el incidente en Polonia debe ser visto en ese contexto.

A instancias de Polonia, la OTAN mantuvo este miércoles una reunión de urgencia para discutir lo ocurrido, en medio de temores generalizados de una importante escalada en la magnitud del conflicto.

Sin embargo, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, dijo este mismo miércoles que el misil que hizo impacto en ese país «es muy probable que fuera un cohete usado por la defensa antimisiles» de Ucrania».

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, también había dicho antes que era «poco probable» que el misil procediera de Rusia, mientras que el Kremlin dijo que no tenía «nada que ver». El martes, Rusia. Sin embargo, el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, había rechazado como una «teoría de la conspiración» la idea de que pudiera haber sido un misil ucraniano. 

Rusia acusó el miércoles a Ucrania de la caída de un misil en Polonia que dejó dos muertos, y dijo que era una «provocación» destinada a aumentar las tensiones. El misil que cayó el martes en unas instalaciones de secado de cereales conmocionó al pueblo de Przewodow y despertó el temor internacional a una posible escalada del conflicto.

«Los restos (…) fueron identificados de forma categórica por especialistas rusos (…) como un elemento de un misil guiado antiaéreo de sistemas de defensa antiaérea S-300 de las fuerzas armadas ucranianas», dijo el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado. «Los ataques de alta precisión fueron llevados a cabo en Ucrania a una distancia superior a 35 km de la frontera polaco-ucraniana», añadió.

Fuente: AFP