Washington. El departamento de Justicia de Estados Unidos nombró el viernes a un fiscal independiente para supervisar las investigaciones penales sobre Donald Trump, tres días después de que el expresidente anunció su postulación a la Casa Blanca en 2024.

La designación es una señal de una prolongada batalla legal, en la que Trump probablemente alegará que está la mira de Joe Biden para evitar que vuelva a ganar la presidencia.

El fiscal general Merrick Garland anunció ante la prensa el nombramiento de Jack Smith, quien hasta hace poco era fiscal en jefe en el tribunal de La Haya encargado de investigar los crímenes de guerra de Kosovo.

Smith prometió en un comunicado actuar en forma «rápida y minuciosa» y de manera «independiente» y ajustada «a la ley y a los hechos».

Trump tachó de «política» e «injusta» la designación de Smith.

«He pasado por esto durante seis años», dijo Trump a Fox News Digital. «Es inaceptable. Es tan injusta. Es tan política», añadió.

Garland dijo que nombrar un fiscal independiente era de «interés público», porque tanto el republicano Trump como el demócrata Biden han declarado su intención de presentarse en 2024; aunque sólo Trump ya se ha postulado.

«En base a los últimos hechos, incluido el anuncio del ex presidente de que es candidato a la presidencia (…) y la intención declarada del presidente en funciones de ser también candidato, llegué a la conclusión de que es de interés público nombrar un abogado especial», dijo Garland.

Trump es investigado por guardar documentos gubernamentales que fueron descubiertos en una redada del FBI en su mansión de Florida y por su implicación en el asalto de 2021 al Capitolio de Estados Unidos por una turba de sus seguidores que pretendía anular los resultados de las elecciones de 2020.

El fiscal especial determinará si Trump -que se declara víctima de una persecución política- debe enfrentar cargos por esas dos investigaciones.

Su postulación a la presidencia el martes, torna más complicado procesarlo.

El fiscal independiente podría ayudar a aislar a Garland de las acusaciones de que las investigaciones tienen motivaciones políticas.

El fiscal reportará a Garland quien tendrá la última palabra sobre si deben presentarse cargos contra el expresidente.

Aunque resulte acusado, Trump puede ser candidato a la presidencia. Ninguna ley estadunidense inhabilita la candidatura de un procesado.

Durante su mandato, Trump fue investigado por el fiscal especial Robert Mueller por obstrucción a la justicia y posible colusión electoral con Rusia, pero no se presentaron cargos en su contra.

La inusualmente temprana postulación de Trump a las elecciones del 2024 fue vista por algunos analistas como una vía para evitar eventuales cargos penales.

Trump, de 76 años, fue acusado en 2019 por la Cámara de Representantes por tratar de ensuciar a Biden en la campaña electoral y luego por haber instigado el asalto al Capitolio en 2021. En ambos juicios de destitución fue absuelto por el Senado.

Fuente: AFP