Un hombre mató a tiros a por lo menos seis personas el martes por la noche en un supermercado Walmart de Estados Unidos, poco antes del Día de Acción de Gracias y unos días después de una matanza en un club LGBT+ de Colorado que dejó cinco muertos y conmocionó al país. La matanza de Walmart tuvo lugar en la ciudad de Chesapeake, en el estado de Virginia, este de Estados Unidos.

«La policía de Chesapeake confirma siete muertos, incluyendo al hombre que disparó, tras el tiroteo de anoche en el Walmart en Sam’s Circle», dijo en Twitter el gobierno municipal.

El oficial del departamento de policía de Chesapeake, Leo Kosinski, informó poco antes a la prensa que se encontraron «múltiples víctimas fatales» en el supermercado, que según medios locales estaba lleno de clientes haciendo compras para la cena de Acción de Gracias. El atacante, según la pólicía, era un trabajador de la tienda que abrió fuego contra empleados de la compañía en una sala de descanso del personal y que se habría suicidado.

El derramamiento de sangre del martes fue el último episodio de violencia con armas de fuego en Estados Unidos, lo que ha alimentado el debate sobre restricciones más estrictas al acceso a las armas. Walmart dijo en un comunicado el miércoles temprano que estaba «conmocionado» por la violencia y que estaba trabajando en estrecha colaboración con las fuerzas del orden.

«Enfermo por los informes de otro tiroteo masivo, esta vez en un Walmart en Chesapeake. Seguiré de cerca los acontecimientos», tuiteó el miércoles el senador de Virginia Mark Warner.

Fuente: AFP