Luego que en la mañanera de este viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador se acusó al Consejero electoral, Ciro Murayama Rendón, de ser uno de los dueños del Club Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el propio Murayama respondió, calificando como “FALSO” lo que se dijo en Palacio Nacional.

“Hoy en la mañanera se me acusa de ser uno de los dueños de los Pumas de la UNAM. FALSO. Soy asociado de la AC (Asociación Civil) de Pumas (uno de entre 450), sin fines de lucro. Pago 7 mil al año y recibo 2 boletos para ir a la grada del Palomar en CU. No tomo decisiones. No recibo un céntimo.” dijo el funcionario autónomo.

Ciro Murayama Rendón, quien calificó como una “embestida autoritaria” la aprobación del Plan B de la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la Cámara de Diputados, fue relacionado este viernes, desde Palacio Nacional, con la red de corrupción en el balompié mexicano.

De hecho, los Pumas de la UNAM no son un equipo privado, como la mayoría de la Liga MX, pues son financiados y administrados por el Patronato del Club Universidad.

Dicho patronato es integrado por 450 miembros, entre universitarios, empresarios y otras personas que aportan recursos al primer equipo de la UNAM. En promedio cada uno de ello paga 7 mil 500 pesos anuales y a cambio reciben dos boletos en grada y un cajón de estacionamiento.

Las grandes decisiones del equipo en realidad son tomados por la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México, en este caso, el doctor Enrique Graue es quien toma decisiones sobre el destino de los auriazules.

Durante la conferencia rutinaria de López Obrador se presentaron algunos detalles sobre supuesta corrupción y malas prácticas en el fútbol mexicano.

En la mañanera de este viernes, López Obrador cedió el uso del micrófono a Amir Ibrahim, periodista, para exponer un reportaje sobre supuesta corrupción y malas prácticas en el fútbol mexicano: sobreprecio de jugadores, supuesta defraudación fiscal, compra irregular de clubes, dinero público en un negocio privado, condonación de impuestos, la incidencia de televisoras en decisiones de interés público, por mencionar algunas.

Uno de los momentos más llamativos de la conferencia fue una llamada entre el entonces dirigente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Decio de María y el presidente del Club León, Jesús Martínez para negociar “contratos por fuera y por dentro” utilizados para evadir impuestos.

Esta llamada pudo haberse hecho durante la gestión de De María durante el 2015 hasta su renuncia en el 2018, en el material audiovisual se puede escuchar al presidente de Grupo Pachuca quejarse de que “Morelia y Tijuana” no le habían pagado, ante esta situación el expresidente de la FMF remarcó que él y Enrique Bonilla “estaban sobre ellos”.

Para finalizar, el mandatario mexicano reconoció que él podría fungir como mediador para mejorar el formato deportivo del balompié nacional y evitar que haya todavía más empresarios en el fútbol en México.

“Si es necesario, yo me reúno con los directivos de la Federación de Futbol y les entrego una propuesta; a lo mejor se llega a un acuerdo. También una cosa es lo deseable y otra es lo posible. Tiene que ser buscar lo mejor, pero ver qué podemos lograr o irlo haciendo por etapas”, remarcó AMLO.

Fuente: Infobae