La Cancillería de Perú convocó este viernes al embajador mexicano en Lima, Pablo Monroy, para transmitirle “la extrañeza que han generado en el Perú las expresiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador y del Canciller Marcelo Ebrard, respecto a los procesos políticos en el país”.

Lo anterior, luego de que el expresidente Pedro Castillo, acusado de intentar dar un golpe de Estado, solicitó asilo a México desde su lugar de reclusión.

La hasta ahora vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, asumió el pasado miércoles la presidencia del país, luego de que el Congreso aprobara la destitución de Pedro Castillo por querer establecer un «gobierno de excepción.»

Aquí el comunicado íntegro:

En la fecha el Ministerio de Relaciones Exteriores convocó al Embajador de los Estados Unidos Mexicanos, Pablo Monroy, a fin de transmitirle la extrañeza que han generado en el Perú las expresiones del Presidente Andrés Manuel López Obrador y del Canciller Marcelo Ebrard, respecto a los procesos políticos en el país.

Las expresiones de las autoridades mexicanas constituyen una injerencia en los asuntos internos del Perú, y no resultan consistentes con los acontecimientos que se han sucedido en días recientes.

Con relación a las declaraciones de dichas autoridades respecto al derecho de asilo invocado por el expresidente Pedro Castillo, se señaló al Embajador Monroy la necesidad de que los estados se ciñan a las normas contenidas en los tratados internacionales vigentes sobre la materia y cumplan con todos los requisitos que los mismos establecen.

El Gobierno del Perú desea reiterar su más amplia voluntad para continuar profundizando, en el marco del respeto mutuo y de las normas de Derecho Internacional, las tradicionales relaciones de amistad, cooperación y voluntad de integración que unen a los pueblos del Perú y México, las que cumplirán doscientos años en enero de 2023, especialmente en aquellos ámbitos que inciden en el desarrollo social.

Fuente: Quadratín