Al arrancar los trabajos de la X Cumbre de América del Norte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador insistió ante su homólogo de los Estados Unidos, Joe Biden en la necesidad de invertir en América Latina y el Caribe para garantizar mejores condiciones de vida a sus pueblos que han sufrido «el desdén y abandono en las últimas décadas».

En el marco del encuentro bilateral México-Estados Unidos fue que López Obrador subrayó la urgencia de trabajar para producir las mercancías que se consumen en América y evitar que los productos asiáticos saturen los puertos del Pacífico.

De acuerdo con el mandatario mexicano, el presidente Joe Biden, su amigo, es el único líder en el continente que tiene la llave para alcanzar tal objetivo ya que desde el gobierno del presidente John F. Keneddy, cuando se invirtieron 10 mil millones de dólares a través del Plan Alianza para el Progreso, en la región no se hecho «nada importante» para impulsar el desarrollo de América latina y el Caribe en más de medio siglo.

«Comenzar con usted porque no habría otro dirigente que pudiera llevar a cabo esta empresa, comenzar con usted una etapa nueva entre los pueblos y naciones del continente, a partir del respeto y de la ayuda mutua. Presidente Biden: usted tiene la llave para abrir y mejorar sustancialmente las relaciones entre todos los países del continente americano. Se que es una iniciativa compleja, polémica y estoy consciente de que su puesta en práctica implica numerosas dificultades, pero a mi juicio no hay un mejor camino para garantizar el porvenir próspero, pacífico y justo que merecen nuestros compatriotas y los pueblos del continente» destacó el presidente López Obrador desde el salón Embajadores de Palacio Nacional.

En su intervención, agregó que es el momento de «terminar con ese olvido, ese abandono, ese desdén hacia América Latina y el Caribe opuesto a la política de la buena vecindad de ese titán de la libertad que fue el presidente Franklin Delano Roosvelt.

Luego de escuchar a López Obrador, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden enlistó las prioridades de su país frente a la plaga del tráfico del fentanilo que ha cobrado la vida de más de 100 mil estadounidenses y trabajar para consolidar el ordenamiento de los flujos migratorios irregulares en ambas fronteras.

Como otras prioridades mencionó el fortalecimiento de las cadenas de suministro y aprovechó para refrendar el apoyo de su gobierno para que los pueblos de ambas naciones tengan un mejor futuro.

Sin embargo, le recordó al mandatario mexicano que Estados Unidos lleva más de 10 años invirtiendo en la región de América latina y el Caribe.

«En los últimos 15 años hemos gastado miles de millones de dólares en este hemisferio, decenas de miles de millones de dólares en el hemisferio, pero lo que debemos hacer y lo felicito porque lo ha hecho, es seguir apoyando y construyendo instituciones democráticas;  algo que pude hacer en el G7 fue lograr un acuerdo en el que habría un proyecto de  miles de dólares de infraestructura para hemisferio occidental, para Latinoamérica y para África» puntualizó Joe Biden al llamar amigo al presidente de México.

En seguida, el presidente de los Estados Unidos dijo tener confianza en avanzar durante los próximos años debido a que el mundo se encuentra en una coyuntura trascendente que no se presentaba desde la Segunda Guerra Mundial.

«Estamos en un punto de inflexión. Lo que hagamos en los próximos años va a cambiar cómo luce el mundo en las próximas décadas y tenemos la oportunidad de poder hacerlo».

También destacó que América latina y el Caribe no son la única región en la que el gobierno de su país invierte para impulsar el desarrollo.

«Los Estados Unidos brindan más asistencia al exterior que cualquier otro país, todos juntos en todo el mundo, no sólo en el hemisferio sino en todo el mundo. Desafortunadamente nuestra responsabilidad no termina con el hemisferio occidental. Estamos en el centro de Europa, en Asia, en África, en el sureste asiático así que ojalá pudiéramos enfocarnos en solamente una región, pero nos enfocamos en múltiples regiones», detalló en el mensaje a medios que se ofreció previo a la sesión de trabajo bilateral.

Se retrasa encuentro bilateral México-EU

El encuentro México-Estados Unidos inició con 50 minutos de retraso al prolongarse la charla privada que ambos mandatarios sostuvieron después de tomarse la foto oficial en el despacho de López Obrador.

Durante los 50 minutos de espera, los integrantes de las comitivas estadounidense y mexicanas aprovecharon el tiempo para conversar entre ellos a lo largo del salón Embajadores

Se organizaron diversos grupos de conversaciones entre los asistentes pero el más numeroso fue – por un largo tiempo – el conformado por  el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard; el secretario de la defensa nacional, Luis Crescencio  Sandoval González, el embajador de México en los Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán; Alfonso Romo, ex jefe de la oficina de la presidencia; Roa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de seguridad y protección ciudadana; el secretario de gobernación, Adán Augusto López Hernández  así como Alejandro Mayorkas, secretario de seguridad nacional Estados Unidos; Merrick Garland, fiscal general de Estados Unidos así como John Kerry, representante especial para el cambio climático, quien después de charlar con los funcionarios optó por ir a su asiento y tomar agua.

Otro segundo grupo de funcionarios que aprovechó la tardanza del encuentro privado entre Biden y López Obrador fueron Antony Blinken, secretario de Estado de los Estados Unidos;  Francisco Garduño, del Instituto Nacional de Migración; el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O y la secretaria de economía, Raquel Buenrostro.

Por su parte, el embajador Ken Salazar aprovechó el tiempo para explicar a algunos de sus compañeros el cuadro de Miguel Hidalgo que luce en el salón Embajadores.

La reunión bilateral entre López Obrador y Biden inició a las 17:52 horas de este lunes y finalizó minutos después de las 7 de la noche.

Fuente: excelsior