chuayffetLa revalorización del magisterio, junto a la evaluación y la mejora de las condiciones profesionales del docente constituyen las herramientas para lograr una educación de calidad con equidad que satisfaga el interés superior de la infancia, señaló el titular de la SEP, Emilio Chuayffet.

Al comparecer ante las comisiones unidas de Educación y Cultura del Senado, planteó que el derecho a la educación, reconocido en el Artículo 3 constitucional, es garantizado en el 4 de la Carta Magna como uno de los derechos que integran el interés superior de los niños.

En su intervención inicial, como parte de la glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, explicó que las normas educativas deben considerarse concreciones del interés superior de la infancia.

El titular de la Secretaría de Educación Publica (SEP) enfatizó que, en consecuencia, no existe cada vez más lejano a este principio que alegar que es un ideal indeterminado.

“Siendo el interés superior de la infancia una finalidad esencial de la reforma debe entenderse que esta prima sobre cualquier interés personal o colectivo por noble que sea”, señaló.

El ideal de que todo mexicano con independencia de su condición prospere en la vida no es una utopía, es una obligación del Estado mexicano que puede ser cumplida, aseveró el funcionario federal.

Ello, añadió Chuayffet Chemor, a través de otras vías como la reforma educativa propuesta por el Ejecutivo federal y el Pacto por México, y aprobada por el Congreso de la Unión.

Las modificaciones al sistema magisterial que se han emprendido ponen al país en camino de los mejores sistemas educativos, aunque a largo plazo, enfatizó.

El funcionario expresó que ahora sólo ingresarán al servicio profesional docente las personas más aptas, porque los concursos de oposición serán la única puerta de entrada.

Ante los miembros de las citadas comisiones senatoriales, advirtió que quienes ingresen o ya se encuentren en el sistema tendrán cursos de formación continua, específicamente diseñados con base en las deficiencias que se aprecien en los respectivos procesos de evaluación.

Chuayffet Chemor aseguró que la reforma se finca en la equidad, porque pretende que todos los mexicanos puedan acceder al sistema educativo y tengan la probabilidad de obtener los mismos resultados, y recalcó que la transformación de la que se habla es uno de los mejores caminos para garantizar el interés superior de la infancia.

La propuesta del Ejecutivo federal de que el pago de sueldos y salarios al magisterio sea efectuado por la federación no puede considerarse contraria al federalismo que responde a su entendimiento cooperativo propio del ámbito educativo, sentenció.