Para detectar células cancerígenas y generar un tratamiento no invasivo contra el cáncer, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de México desarrollan radiofármacos, en conjunto con integrantes del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ).

            La coordinadora de la Maestría en Física Médica de este espacio universitario, Eleni Mitsoura Sklaveniti, explicó que a diferencia de un tratamiento de quimioterapia, un radiofármaco es una sustancia específica que busca únicamente las células cancerígenas, lo que evita el daño a otras células y no genera efectos adversos a la salud.

            Detalló que el diseño de un radiofármaco es resultado del estudio de las propiedades de las células cancerígenas, que difieren unas de otras en sus características y comportamiento.

            Mitsoura Sklaveniti sostuvo que el principio activo de este tipo de fármacos es un átomo radioactivo y puede introducirse vía intravenosa u oral. Funciona como emisor de radiación electromagnética que sale del cuerpo y permite su detección a través de una cámara gamma.

La especialista de la Autónoma mexiquense señaló que con el ININ se comparte infraestructura tecnológica, lo que permite a los estudiantes, principalmente de la Maestría en Física Médica, reconocida en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), desarrollar sus proyectos de investigación.

La Maestría en Física Médica ofrece la opción profesionalizante en radioterapia, medicina nuclear y radiodiagnóstico, por lo que más de la mitad de los posgraduados deciden trabajar en el campo clínico, mientras que aproximadamente 45 por ciento continúan con su labor de investigación y optan por estudiar un doctorado, concluyó Eleni Mitsoura Sklaveniti.