Acapulco, Gro. La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) estatal, informó que solicitará de manera oficial una investigación por el vertimiento de aguas negras ocurrido el pasado jueves en playa Icacos, en la bahía de Acapulco, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), con el objetivo de deslindar responsabilidades.

A través de un comunicado, la Semaren estatal señaló que el vertimiento de aguas negras en una zona federal marítima es un delito federal.

El pasado jueves entre las 14:00 y 15:00 horas, bajo la lluvia, se registraron al menos tres descargas de aguas negras en la bahía de Acapulco, en playas de la zona Dorada del puerto, la más grande ellas en playa Icacos, ocasionando una mancha oscura en el mar. Las imágenes se hicieron virales en redes sociales.

La Semaren indicó que derivado de una inspección realizada en conjunto con personal de la Comisión del Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama), se observó que el derrame se debió al taponamiento y saturación por residuos sólidos y arena en el sistema pluvial de la zona, ocasionado posiblemente por la falta de trabajos de mantenimiento.

Por su parte, la Capama señaló que no existen derrames de aguas residuales a la bahía de Acapulco.

Funcionarios del organismo insistieron que se trata de corriente pluvial de una de las 21 cuencas hidrológicas que desembocan al mar. Explicaron que personal de la Capama, Conagua y la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del estado de Guerrero (Capaseg) constataron que no hay irregularidades en colectores ni en cárcamos sanitarios de la Capama.

En tanto, la Capaseg informó que, aunque se trata del ámbito municipal, apoyará con el desazolve y limpieza del drenaje sanitario, afectado por la falta de mantenimiento y el arrastre de residuos sólidos y basura.

Fuente: La Jornada