Un niño murió y otros dos menores resultaron lesionados después de que el conductor de un taxi los atropelló cuando se encontraban pidiendo calaverita en la comunidad de Loma de Juárez El Jacal, en el Edoméx.

Minutos antes de las 20:00 horas del domingo sucedió la tragedia, cuando Fernando de 5 de años de edad, fue alcanzado por el operador de un Nissan Tiida con cromática del servicio público de la Ciudad de México.

El responsable trató de huir, pero, fue detenido por elementos de seguridad pública, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México tomó conocimiento de los hechos y levantó el cadáver del pequeño.