Durante la XLI Sesión Ordinaria del Sistema Nacional de Prevención,  Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM), la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, señaló que erradicar las violencias de género es prioritario para el Gobierno de México.

Destacó que el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, es un mecanismo interinstitucional que coordina esfuerzos, instrumentos políticas, servicios, acciones, con el fin de garantizar el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia.

En este sentido, mencionó que la violencia contra las mujeres y niñas, es una de  las violaciones de los derechos humanos más graves, extendidas, arraigadas y, por qué no decirlo con todas su letras, tolerada, no solo en México sino en el mundo entero.

Este tipo de violencia se manifiesta de muchas formas, se disfraza en expresiones cotidianas que enmascaran un trasfondo de desigualdad, violencia y discriminación, por lo que dijo que para atacar las violencias, éstas deben clasificarse en cinco tipos: violencia psicológica, física, patrimonial, económica, sexual y yo agregaría política.

Lo anterior, significa que las víctimas sufren burlas, amenazas, prohibiciones, golpes, restricciones económicas, destrucción de su patrimonio, acoso y muchas otras formas más de maltrato.

Para combatir la violencia contra las mujeres, ONU Mujeres ha recomendado realizar un esfuerzo conjunto entre el gobierno, las instituciones privadas y toda la sociedad para implementar acciones encaminadas a garantizar el derecho de todas las mujeres y niñas, adolescentes, a vivir una vida libre de violencia.

Esto implica, necesariamente, fortalecer las acciones de prevención, pero también erradicación de estereotipos discriminatorios, promover marcos normativos y políticas públicas que sean integrales y tengan una perspectiva de género y de interculturalidad.

Al igual, recomienda fortalecer y hacer accesibles las instituciones federales, estatales y municipales, así como los mecanismos de coordinación que existen en la materia con el fin de prevenir, atender, sancionar y erradicar este tipo de violencia.

Sánchez Cordero detalló que la visión de la Cuarta Transformación es unir esfuerzos para fortalecer los mecanismos que contribuyen a garantizar los derechos de las mujeres, sin embargo, agregó que para cumplir con el objetivo es necesario que todos los niveles de gobierno trabajen en coordinación para mantener de manera integral esta problemática.

A través de un comunicado, subrayó que para el Gobierno Federal  es prioridad garantizar los derechos de las mujeres, por tal motivo, se impulsa una idea de prevención, sobre todo prevención y erradicación antes que sanción, ya que ninguna reparación podrá compensar totalmente el daño que pueda llegar a sufrir una víctima.

“Los mecanismos implementados deben ser ágiles, flexibles, para responder a las necesidades de la población”, aseveró.

Fuente: Rasa