Generar una Ley de Identidad de Género y garantizar una vida libre de violencia para las personas trans son algunos de los retos que tiene la sociedad mexicana con este sector de la población, coincidieron las participantes en la mesa de diálogo “Mujeres trans y espacio público. Procesos de organización por el reconocimiento”, organizada por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México. 

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, que se celebra el 17 de mayo, Ana Valeria, Danna, Tanya y Katya, integrantes de la Red de Apoyo Trans Toluca y de Mujeres Trans Famosas Toluca, reflexionaron sobre la visibilización y posicionamiento de este sector de la población en el espacio de público. 

Bajo la moderación de la docente e investigadora de la UAEM, Belén Benhumea Bahena, se destacó que aún hay una lucha por la visibilización y el respeto de las mujeres trans en el espacio público. Ana Valeria, una de las participantes, señaló que se mantienen los prejuicios, paradigmas y tabúes debido a la influencia que mantiene la religión, el machismo y la misoginia, lo que dificulta el tránsito, desarrollo y derechos de este sector de la población. 

En coincidencia, Tanya sostuvo que, entre las necesidades de las mujeres trans está la aprobación de una Ley de Identidad de Género que las visibilice y les permita acceder a servicios públicos y a una vida libre de violencia. 

Al respecto, Katya señaló que desde su experiencia, el reto es hacer valer sus derechos como persona en una sociedad heteronormada. “Las mujeres trans queremos garantías de acceso a las instituciones, acceso a espacios de salud, a espacios de acción política, incorporación al mercado del trabajo en condiciones no precarias, al reconocimiento social y político y, sobre todo, a la restricción de todas las formas de discriminación y violencia”, expresó. 

En su oportunidad, Danna refirió que ha observado visibilización de este sector de la población en las últimas décadas, sobre todo, para aquellas mujeres trans que se ajustan a cambiar su cuerpo bajo los estándares y estereotipos de belleza establecidos para las mujeres en la actualidad; sin embargo, aún se observan acciones de discriminación en distintos espacios públicos.