Luego de que la Secretaría de Salud dio a conocer el nuevo semáforo de alerta por COVID-19, donde la Ciudad de México retrocedió a color rojo, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sostuvo que no será así y se mantendrá en naranja.

Para nosotros estamos en naranja, en la mañana dimos todos los argumentos, se está estabilizando; permanecemos en naranja y lo más importante es que todos nos estemos cuidando” dijo la mandataria durante la entrega de la capilla de Nuestra Señora de Guadalupe del Peñón de los Baños.

La jefa de Gobierno, reiteró que ninguna actividad económica será cerrada, es decir, seguirán abiertos todos los negocios, aún los que no son clasificados como esenciales.

No obstante, hizo un llamado a toda la ciudadanía a seguir aplicando las medidas sanitarias en sus actividades diarias y no dejar de asistir a vacunarse cuando les corresponde.

“Estamos en semáforo naranja y lo más importante es que no se cierran actividades y nos tenemos que seguir cuidando todos y a vacunarse”, aseguró.

Con lo anterior, la jefa de Gobierno estaría dando revés a la indicaciones federales que cada quince días se actualizan para catalogar el nivel de peligro que tiene cada entidad ante el COVID-19.

De acuerdo con el balance de la pandemia del Gobierno de la Ciudad de México, en la última semana, se registró estabilidad en los siguientes indicadores: positividad; descenso en los casos; ingresos hospitalarios; y ocupación hospitalaria que puede descender en los próximos días.

Aseguró que en los hospitales de Secretaría de Salud; Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA); Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) se ha incrementado el número de camas para atender a más pacientes en caso de que lo requieran.

Registró 3,221 pacientes hospitalizados –un incremento de 225 comparado con el viernes pasado-: 2,309 sin intubación y 912 con intubación. Asimismo, una capacidad total de 5,155 camas, por lo que se tiene una ocupación del 62 por ciento.

“En la capital tenemos una reducción del 61% de la velocidad del crecimiento de la ocupación hospitalaria. Además, la positividad de pruebas COVID-19 que se aplica en Macro Quioscos, Centros de Salud y Centros Comerciales, se ha reducido cerca del 18%”, aseguró el Gobierno local.

Por otro lado, en el balance de la Secretaría de Salud, toma en cuenta el porcentaje de ocupación de camas en terapia intensiva, porcentaje de casos positivos de coronavirus; tendencia de camas ocupadas y tendencia de casos positivos; es decir, el comportamiento esperado con base en los números actuales, y que es calculado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para determinar el color de cada estado.

Considerando lo anterior, el organismo federal puso como vigencia del 9 al 22 de agosto los respectivos colores del semáforo en cada estado. A la Ciudad de México la colocó en color rojo, alerta que tuvo por última vez en febrero pasado.

A nivel nacional se reportan 243,733 defunciones confirmadas por COVID-19, así como 2,944,226 casos acumulados.Dicho de otro modo,en las últimas 24 horas hubo 568 muertos y 21,563 contagios nuevos.

Hasta el último registro, las entidades con mayores porcentajes de población vacunada (una y dos dosis) son Ciudad de México, Baja California, Baja California Sur, Quintana Roo, Chihuahua y Sinaloa.

Fuente: Infobae