El gobierno de Estados Unidos manifestó este miércoles que trabajará con México y con organizaciones internacionales para que en la reactivación del programa “Quédate en México” se garantice la seguridad, el trato humanitario y el respeto a los derechos humanos de los migrantes.

En una conferencia virtual con medios mexicanos y centroamericanos, Emily Mendrala, subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado estadunidense, dijo que su gobierno está consciente “de los desafíos que ha habido en la implementación previa de los Protocolos de Protección al Migrante”, nombre oficial del programa informalmente conocido como Quédate en México.

Por ello, Estados Unidos “colaborará con sus socios, con organizaciones internacionales y de la sociedad civil, y con el gobierno de México para intentar encontrar medidas para mitigar los desafíos humanitarios” que acarrea la reactivación de la política del gobierno de Donald Trump que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México a que llegue la fecha de las audiencias para su caso, dijo.

La funcionaria señaló que el gobierno de Joe Biden debe reactivar este programa en cumplimiento de una orden judicial y dijo que desconoce el número de migrantes centroamericanos o de otros países que se verán afectados con el restablecimiento del programa, que se debe reactivar por mandato de la Corte Suprema de ese país.

Fuente: La Jornada