En el próximo regreso a clases, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda reforzar hábitos de higiene y buena alimentación mediante el plato del bien comer, a fin de cuidar la salud de niñas, niños y adolescentes.

El doctor Ernesto Krug Llamas, jefe de División de Promoción a la Salud en la Coordinación de Unidades de Primer Nivel, afirmó que para conseguir un óptimo rendimiento escolar es vital seguir las recomendaciones de higiene que se han dado a conocer durante la emergencia por COVID-19.

Dijo que en estos 18 meses de pandemia, las y los menores se han convertido en los mejores alumnos, pues conocen las medidas de higiene que llegaron para quedarse y esto se reflejará en una niñez y adolescencia más saludable.

También recomendó que los menores usen de forma adecuada el cubrebocas durante todo el día y en su mochila tengan uno adicional, evitar el intercambio de artículos de uso personal, no llevar el lápiz o la pluma a la boca ni compartir vasos o tenedores, además de realizar el lavado frecuente y correcto de manos con agua y jabón.

El Jefe de División de Promoción a la Salud destacó la importancia en que los padres orienten a sus hijas e hijos para que eviten el contacto o saludo de mano, favorezcan la sana distancia de metro y medio, estén bien abrigados y descansados con suficientes horas de sueño.

Respecto a la alimentación, dijo que mediante el plato del bien comer se logra el equilibrio entre los alimentos de mayor aporte nutritivo, se deben evitar comidas azucaradas, de alto contenido calórico, “la llamada comida chatarra no debe ser parte del menú del primer desayuno del menor, así como jugos ultra procesados y leches de sabor.

Resaltó que en el Seguro Social se cuenta con material educativo para las mamás a fin de que preparen menús balanceados, disponibles en clínicas familiares y en la página del IMSS, donde pueden bajar la cartera de Alimentación Saludable NutrIMSS, además de NutrIMSS para la infancia, con menús y un refrigerio saludable.

Respecto a la modalidad de clases en línea, el doctor Krug Llamas exhortó a procurar que niñas, niños y adolescentes no esté sentados todo el día, ya que el sedentarismo es uno de los principales riesgos para desarrollar sobrepeso u obesidad.

Sugirió intercalar actividades académicas y físicas, contar con un espacio adecuado sin distractores como televisión o juegos, y para evitar fatiga y daño visual mantener una buena distancia de la pantalla de la computadora.

El especialista del Seguro Social recomendó a los padres de familia que vigilen que niñas, niños y adolescentes acudan en las mejores condiciones de salud física y mental, sin síntomas de infección respiratoria u otros malestares.

Recordó que ante síntomas de COVID-19 como fiebre, tos, dolor de cabeza, dificultad para respirar, somnolencia o fatiga, madres y padres deben estar pendientes de todos estos cambios, no automedicarlos y acudir al servicio médico.