La gente espera formada a que las calles aledañas al Zócalo, que fueron cerradas por el tercer informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se abran para poder llegar a sus destinos.

Ciudadanos formados sobre la calle de Palma esquina Donceles, a pesar de que muestran su credencial de trabajadores, los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadanos les impiden el acceso.

“Me van a correr de mi trabajo si no me dejan pasar, aquí está mi credencial de que trabajo, aquí en esta calle como puede ser posible que no me dejen pasar, no sean inconscientes”, expresa Socorro, una trabajadora de perfumes a un policía.

En un recorrido realizado, se constató que los accesos que dan al Zócalo capitalino permanecen resguardados por al menos 100 policías en cada calle, como Francisco I. Madero, Donceles, Corregidora, Pino Suárez entre otras.

Los ciudadanos batallan para llegar a sus destinos y tienen que caminar hasta encontrar un acceso que da a su destino.

Los policías permanecen con escudos y se pueden observar patrullas estacionadas en diferentes calles del Centro de la Ciudad de México.

Fuente: 24 horas