Este 1 de septiembre se cumple un mes de la agresión que sufrió Luis Miranda Barrera, hijo de Luis Miranda Nava, ex secretario de Desarrollo Social (Sedesol) durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, al interior de un estacionamiento en la colonia Bosques de las Lomas, alcaldía Cuajimalpa, Ciudad de México.

Después de los hechos que llevó a la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la capital del país a llevar investigaciones en contra del presunto agresor, Luis Miranda Barrera se reincorporará a sus actividades y agradeció las muestras de apoyo durante estos días.

“A un mes del penoso y cobarde acto cometido contra mi persona, doy gracias a Dios que me regala vida y me ayuda en mi recuperación. Agradezco a todo@s las personas que me han demostrado su cariño, empatía y solidaridad, sus mensajes me levantaron anímicamente. Muchas Gracias !!!”, escribió el también delegado del Partido Verde en Toluca.

Asimismo, Miranda Barrera agregó que llevará cuidados e indicaciones médicas durante su regreso a sus actividades.

El pasado 1 de agosto circuló un video en redes sociales de las cámaras de seguridad en un estacionamiento en donde habría sido captado dos jóvenes, posteriormente uno que portaba chamarra y gorra golpea en el rostro al otro sujeto, que terminó inconsciente en el suelo. Cuando aparentemente el agresor se retiraba, regresó para rematar con una patada en la cabeza al hombre tirado en el piso.

Después de que se hizo viral el video, se tuvo conocimiento que la persona golpeada correspondía al nombre de Luis Miranda Barrera y la Fiscalía inició una investigación de los hechos ocurridos en el estacionamiento de una plaza comercial en Cuajimalpa.

Luis Miranda Barrera fue trasladado a un hospital donde recibió atención médica. Mientras que agentes de la Policía de Investigación de la FGJ llevaron a cabo trabajos de campo y gabinete, como entrevistas a posibles testigos de los hechos, así como análisis de imágenes de cámaras de video vigilancia del lugar.

Asimismo, se recabó entrevista de la víctima y se giró Código Águila a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para la protección del agraviado.

Fuente: 24 horas