Al hacer “oficial” este martes el nacimiento del nuevo “Grupo Parlamentario Plural” (GPP) en el Senado de la República, los cinco integrantes que inicialmente lo conforman, aseguraron que no son un “grupo de choque ni gavilla de extorsionadores”.

Advirtieron que las iniciativas del Presidente de la República “no las veremos con filias partidistas ni con fobias inútiles y de ocasión. La voz del presidente no encontrará en nuestro grupo ni un desprecio por desdén ni un sí señor y amén”, indicó Germán Martínez, ahora ex senador de Morena.

Acompañado por Gustavo Madero, quien dijo que seguirá en las filas del PAN, pero que si lo corren “será pedo de ellos”; Nancy de la Sierra, quien reveló que el PT solamente la apoyó, pero que no milita en ese partido; Alejandra León Gastélum, del PT y Emilio Álvarez Icaza, legislador independiente, Germán Martínez, en conferencia de prensa como primer coordinador de ese grupo, leyó un manifiesto para explicar su “plataforma” política.

“No somos un frente contra nadie, no tenemos dueños ni jefes. La coordinación de nuestro grupo será rotativa. No nos agrupamos para insultar a nadie” y advirtió que, “de una buena vez decimos que, quienes nos quieren usar para sus rencillas o aspiraciones personales, fracasarán.

“Ni nos vendemos ni somos un grupo de alquiler incluso tenemos motivos de gratitud y de respeto para todos los grupos parlamentarios. Queremos que nuestras palabras sean útiles en la vida diaria de los mexicanos y queremos honrar la historia de grandes parlamentarios de todos los partidos que construyeron bienes públicos desde el Congreso y dejaron huella de civilidad”.

Mientras que la presienta de la Mesa Directiva del senado, Olga Sánchez Cordero señaló por su parte que “no hay fundamento legal y reglamentario que reconozca un nuevo grupo parlamentario”, Germán Martínez recordó que, en 2009, cuando ella era Ministra de la Suprema Corte, junto con Arturo Saldívar y otros ministros, avalaron un caso en donde un diputado de Veracruz anunció que dejaría su bancada.

Hoy, a la distancia ocurre lo mismo en el Senado, por lo que Germán Martínez cuestionó: “Ahora se van a desdecir”. El senador refirió que corresponde a la Mesa Directiva y no a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), recibir la documentación para acreditar su intención de crear un nuevo grupo parlamentario.

Por su parte, el líder de Morena y presidente de la Jucopo, Ricardo Monreal, dijo que ve el caso con mucho respeto y hasta simpatía y calificó de “valientes” a los cinco senadores; sin embargo, advirtió que será con la Ley en la mano cuando se decida si el Pleno acepta o no al nuevo grupo parlamentario.

En el manifiesto, los cinco senadores resaltaron que pugnarán por una Comisión Nacional de los Derechos Humanos eficiente y consideraron que es una tragedia pensar que el verdadero problema de nuestra economía es la deuda pública, cuando muchos hogares y empresas están ahogados por sus deudas privadas.

“Los 5 fantásticos”, como los apodaron algunos legisladores, destacaron que, de arranque “no engañamos a nadie” y advirtieron que “no debilitaremos a nuestra democracia y sólo tocaremos al INE para fortalecerlo”.

Llamaron a todos los senadores a no apartarse de la libertad en la que sueñan miles de mexicanas y mexicanos. No duden de que todos queremos lo mejor para nuestra patria, por lo que les pidieron su apoyo en la formalización del nuevo grupo.

“No venimos por canonjías, viajes o viáticos, venimos por responsabilidades. No venimos a quitarle nada a nadie de lo que le corresponde, venimos a poner nuestros pocos o muchos talentos al servicio de la nación”.