La Administración Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos, lanzó una advertencia sobre la circulación de píldoras falsificadas que contienen dosis letales de fentanilo y metanfetamina, producidas en México con químicos de China. 

Las pruebas de laboratorio revelaron la presencia de al menos dos miligramos de fentanilo, que se considera una dosis letal. Una dosis mortal de fentanilo es lo suficientemente pequeña como para caber en la punta de un lápiz.

Esta alerta de seguridad pública, emitida el lunes 27 de septiembre, es la primera en seis años y busca generar conciencia pública sobre el alarmante aumento de medicamentos falsos que entran a Estados Unidos.

Las píldoras falsificadas han sido incautadas por la DEA en todos los estados del país en cantidades sin precedentes, señala el comunicado. En lo que va del año se han incautado más de 9.5 millones de píldoras falsas, más que en los dos últimos años juntos. 

“Estados Unidos se enfrenta a una crisis sin precedentes de muertes por sobredosis relacionadas con el consumo de fentanilo y metanfetamina fabricados ilegalmente”, dijo Anne Milgram, administradora de la DEA.

Estos medicamentos falsos presuntamente son fabricados en México, mientras China aportaría los productos químicos para su elaboración. Además, son muy similares a medicamentos opioides reales como: oxicodona (Oxycontin®, Percocet®), hidrocodona (Vicodin®) y alprazolam (Xanax®); o estimulantes como anfetaminas (Adderall®), dice el comunicado.

Las píldoras falsas son ampliamente accesibles y a menudo se venden en las redes sociales y plataformas de comercio electrónico, lo que las pone a disposición de cualquier persona con acceso a Internet, incluidos los menores.  

“Las píldoras falsificadas que contienen estas drogas peligrosas y extremadamente adictivas son más letales y más accesibles que nunca. De hecho, los análisis de laboratorio de la DEA revelan que dos de cada cinco píldoras falsas con fentanilo contienen una dosis potencialmente letal”, dijo Milgram.

Esta alerta no se aplica a los medicamentos farmacéuticos legítimos recetados por profesionales médicos y vendidos ​​por farmacias autorizadas. “Cualquiera que obtenga una receta en una farmacia autorizada puede estar seguro de que los medicamentos que recibe son seguros cuando se toman según las indicaciones de un profesional médico”, escribió la agencia.

La emisión de la alerta de seguridad pública coincide con el lanzamiento de la Campaña de concienciación pública Una píldora puede matar para educar al público sobre los peligros de las píldoras falsificadas. La DEA insta a tomar sólo los medicamentos recetados por un profesional médico y dispensados ​​por un farmacéutico autorizado. 

Fuente: Milenio