El ex director de Petróleos Mexicanos Carlos Treviño huyó de México a Estados Unidos el pasado 6 de septiembre, un día antes de que la Fiscalía General de la República (FGR) le imputara, en audiencia inicial, operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa.

En el oficio UIL-B-CGI-187/2021, con el cual el Ministerio Público de la Federación solicitó a un juez la orden de aprehensión contra Treviño, la FGR revela que el ex director de Pemex tomó un vuelo privado del Aeropuerto Internacional de Toluca a Houston, Texas.

De acuerdo con el documento, del cual MILENIO tiene copia, la aeronave con matrícula XA-IZA despegó a las 21:04 horas y aterrizó a las 23:01 horas en territorio estadunidense.

“Esta Representación Social de la Federación, al continuar practicando actos de investigación, el propio 7 de septiembre de 2021, recibió el oficio INM/OSCJ/DAJ/SC/5203/2021, signado por el subdirector de lo Contencioso de la Subcomisión Jurídica del Instituto Nacional de Migración.

“Del que se advierte que el día 6 de septiembre de la presente anualidad, el imputado Carlos Alberto Treviño Medina, registró una salida al extranjero en un vuelo privado a bordo de la aeronave con matrícula XA-IZA, desde el Aeropuerto Internacional de TolucaEstado de México.

“Asimismo, en esa misma fecha también se recibió el diverso oficio FGR/ AIC/CENAPl/15628/2021 suscrito por el supervisor de Analistas del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia, por el cual informó respecto de la aeronave con matrícula XA-IZA que salió del aeropuerto Internacional de Toluca el 6 de septiembre de 2021 a las 21:04 horas, aterrizando en Houston Texas, a las 23:01 horas del mismo día”.

La FGR detalló que se trataba de una aeronave propiedad de la empresa Servicios Aéreos Soffly, “cuyo objeto social es la prestación de servicio de taxi aéreo nacional e internacional”. El Ministerio Público de la Federación destacó, en dicho escrito, que Treviño abandonó el domicilio donde fue notificado. “Esto de manera intempestiva y sin dar aviso de ello. Lo cual hace inferir, sin lugar a dudas, su nula voluntad para someterse a la persecución penal”.

La FGR concluyó que la ausencia de Treviño de México “se ha prolongado hasta esta fecha, sin que previamente a la presente solicitud, esta Representación Social hubiere recibido comunicación alguna de parte del investigado”. El Ministerio Público de la Federación pidió la orden de captura contra Treviño luego de que no se presentara a la audiencia del pasado 7 de septiembre, en la cual lo imputó.

El juez del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de JuárezDaniel Ramírez Peña, lo declaró como “sustraído de la acción de la justicia” y ordenó la captura de Treviño. Emilio Lozoya en su denuncia del 11 de agosto de 2020 lo involucró en supuestos actos de corrupción.

“En una reunión en febrero 2013, en mi casa en Lomas de Bezares, Luis Weyll me comentó que Braskem, al parecer había entregado sobornos en los años 2010 y 2012 durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa para la suscripción y aprobación del contrato Etileno XXI.

“Mencionó que quien al parecer habían ayudado a operar dicho contrato en administración panista fueron Carlos Treviño MedinaJosé Antonio González Anaya y otros ejecutivos de Pemex, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, así como Ernesto Cordero y José Antonio Meade en su calidad de titular de la Sener.

“Recuerdo escuchar que le entregó dinero tanto a Carlos Treviño Medina como a Ernesto Cordero, a través de uno de sus operadores al cual apodaban el Conejo, sin tener conocimiento de a quien se referían”, declaró entonces Lozoya. Después, en la ampliación dio más detalles.

“Por instrucciones de Luis Videgaray Caso, se entregaron el 15 de septiembre de 2014 recursos que sumaron 8 millones 390 mil pesos a José Antonio González Anaya, 4 millones 390 mil pesos; Jose Antonio Meade Kuribreña, 4 millones de pesos. Entre el 17 y 20 de septiembre de 2014 se entregaron 4 millones de pesos a Carlos Treviño Medina. Los recursos fueron entregados por Norberto Gallardo”.

Gallardo declaró que “entre el 17 y 20 de septiembre de 2014” Rodrigo Arteaga, en su oficina en el piso 44 de Pemex, le entregó otro portafolio, “pero en esta ocasión debía ser entregado a Carlos Treviño Medina, con 4 millones de pesos”.

Fuente: Milenio