Pareciera que Texas se ha vuelto el epicentro del abuso de armas y situaciones límite donde las personas pierden la vida. Este fue el caso ahora para un joven de tan sólo 13 años de edad, quien perdió la vida luego de haber robado un automóvil y, tras perseguirlo, acribillado por la policía de San Antonio, Texas.

El relato de los hechos indicó que el joven de 13 años robó el automóvil y luego quiso emprender la huida. En esto, un oficial de policía que trató de detenerlo, precisó que el joven embistió una unidad de policía durante su persecución.

Robo de auto fatal

El Departamento de Policía de San Antonio dio a conocer que los oficiales estaban respondiendo a los informes de disparos en la cuadra 5100 de War Cloud Street, alrededor de la 1:30 a.m., cuando vieron un automóvil rojo con tres adolescentes adentro.

Fue entonces que el conductor de 13 años, que según la policía había sido denunciado como robado, vio a los policías, retrocedió y chocó contra un patrullero de la policía de San Antonio.

Para mala fortuna del joven, el policía disparó un sólo tiro contra el auto robado y logró impactar al conductor de 13 años una vez, esto en el abdomen.

Muerto y dos más detenidos

El niño fue atendido en el lugar por paramédicos antes de ser trasladado al Hospital Universitario, donde más tarde murió a causa de sus heridas. Aún no ha sido identificado.

Los otros dos ocupantes del vehículo robado resultaron ilesos y, hasta el momento, no está claro si enfrentarían cargos criminales o no por le hurto del vehículo, mismo que conducía el joven muerto.

Para finalizar, el departamento de policía precisó que no ha identificado al oficial que disparó contra el joven, pero se adelantó que será puesto en licencia administrativa en espera del resultado de la investigación sobre el tiroteo.

Por El Heraldo de México