El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que no asistirá a la 9 Cumbre de las Américas en Los Ángeles California, Estado Unidos, porque no se invitó a todos los países de la región.

“Poder informarle al pueblo de México que no asistiere a la Cumbre, va en mi representación al y la del gobierno (el Canciller) Marcelo Ebrard”.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo dio que no viajará a Estados Unidos porque se dejó fuera de lista de invitados a países de América, por lo que insistió en que es necesario un cambio en la política de exclusión y de no respetar la soberanía de los países.

“Lamento mucho esta situación, pero no acepto que nadie se sitúe por encima de los países, no aceptó hegemonías, ni de China, ni de Rusia ni de ningún país”.

Lamentó no poder encontrarse con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, porque lo consideró un hombre bueno, pero está sometido a fuertes presiones de los republicanos extremistas, algunos líderes demócratas y dirigentes de la comunidad cubana que tiene mucha influencia y odio.

“Le mande decir al presidente Biden que lo voy a visitar. En julio voy a ir verlo a la Casa Blanca y quiero tratar con él; el tema de la integración de toda América porque mi planteamiento es que, así como se creó la Comunidad Europea y luego pasó a ser Unión Europea, así necesitamos hacerlo en América, pero esto va a significar un cambio en la política, dejar la confrontación, dejar el odio, dejar la amenaza los bloqueos, el injerencismo y optar por la hermandad, la política de la buena vecindad”.

AMLO arremete contra disidencia cubana 

Si la Cumbre de las Américas fracasa es por la política de “cerrazón y no de apertura” del partido Republicano, sentenció este lunes el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Tras anunciar que no asistirá a esta reunión de integración del continente, López Obrador arremetió particularmente contra el senador demócrata Bob Menéndez y los dirigentes de la disidencia cubana asentada en Miami, Florida.

“Así como estoy hablando de la actitud del partido Republicano, que seguramente van a manejar con sus voceros de que fue un fracaso la Cumbre, pues sí, puede ser que sea un fracaso, pero los responsables son ellos por sostener una política de cerrazón y no de apertura”, indicó.

Visiblemente molesto, López Obrador señaló que dicho senador y la disidencia cubana tienen mucha influencia en Estados Unidos, “pero la usan no para hacer el bien. Por qué seguir manteniendo los pleitos de la Guerra Fría, y la gente, qué acaso este es un asunto de las cúpulas políticas, es un caso de ideologías, de dogmas, de fanatismos, de odios”, cuestionó.

El mandatario hizo una férrea defensa del régimen cubanos y calificó de injusto el bloqueo que Estados Unidos mantiene sobre la isla, que ha “llevado a que la gente no tenga ni siquiera para lo más indispensable, es el derecho a la vida es el principal de los derechos humanos”.

Y arremetió: “Dicen se violan los derechos humanos en Cuba, se violan los derechos humanos en Guatemala, se violan los derechos humanos en no sé dónde y qué un bloqueo a un pueblo por una potencia no es una violación flagrante a los derechos humanos por eso no a la Cumbre y un abrazo al presidente Biden”.

Aseguró que el bloqueo económico es una política que Estados Unidos ha aplicado por décadas, pero, dijo, “si no se dice basta no van a encontrar la salida ningún país en crisis sale adelante si no lleva a cabo transformaciones, cambios profundos, como el que estamos haciendo en México”. 

Por El Universal