El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, llegó este sábado a Manzanillo, Colima, para supervisar el Plan de Salud IMSS Bienestar en esa entidad, donde volvió a defender la contratación de médicos cubanos y arremetió contra los líderes sindicales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de quienes dijo no defienden a los trabajadores sino a sus propios intereses económicos.

El Ejecutivo federal insistió que en México hay un déficit de médicos especialistas y acusó que el modelo educativo de administraciones anteriores tenía como objetivo reducir la matrícula estudiantil, por ello no se pudieron formar.

El tabasqueño señaló que en caso de que José Antonio Meade o Ricardo Anaya “hubiesen ganado” la elección presidencial en 2018, ambos estarían rechazando la ayuda del régimen cubano, sin embargo, el pueblo le dio el triunfo a Morena y aseguró que con la contratación de los médicos extranjeros cumple con la voluntad popular de garantizar el derecho a la salud.

El presidente de la República criticó a los líderes sindicales “charros” que quieren “sacar raja” del presupuesto federal.

Ante la protesta de un grupo de trabajadores de la salud que exigió la basificación de empleados eventuales, el Ejecutivo federal adelantó que enviará a ese estado al secretario de gobernación, Adán Augusto López Hernández, para atender de cerca las peticiones de los manifestantes.

Sin embargo, López Obrador advirtió “nada más no nos pidan dinero para mantener privilegios” y consideró que algunos líderes sindicales agitan las protestas para obtener recursos del gobierno federal y manejar a discreción las plazas.

“Nada de aviadores”, advirtió el tabasqueño a quienes solicitan más dinero para el sector salud en Colima. El presidente aseguró que las participaciones federales tienen como objetivo aumentar la disponibilidad de medicamentos en los hospitales del IMSS.

López Obrador cuestionó la supuesta defensa que hacen en la actualidad los líderes sindicales de los trabajadores del IMSS ante la contratación de personal médico desde el extranjero, y los acusó que en el pasado estos “dirigentes charros” solo se dedicaron a “robar y robar” sin atender las problemáticas que enfrentaba el sistema de salud mexicano.