La coordinadora Nacional de Protección Civil (CNPC), Laura Velázquez, aseguró que el sismo de 7.7 grados Richter de este 19 de septiembre, pese a su intensa magnitud, “el resultado de las afectaciones no es de mayores riesgos”.

En conferencia en Palacio Nacional, la funcionaria federal informó que Colima y Michoacán, cuyo municipio Coalcomán fue el epicentro del temblor, fueron las entidades con más daños.

Explicó que en Colima se registraron 2 fallecimientos, así como 9 personas lesionadas en Colima, Manzanillo y Tecomán.

“En Colima (hubo) dos fallecidos, los cuales fueron en Manzanillo, una mujer que fue severamente lastimada porque le cayó un muro; y un hombre que también recibió severas heridas y falleció por el colapso de un techo”, comentó.

Entre las afectaciones registradas al momento en dicha entidad están las siguientes:

  • 153 viviendas afectadas por daños estructurales y en fachadas
  • 20 inmuebles con daños estructurales
  • 2 templos religiosos con afectaciones
  • 7 unidades médicas con daños estructurales de leves a graves
  • 5 puentes dañados
  • 8 derrumbes carreteros

Además, Velázquez Alzúa informó que se llevan a cabo labores de evacuación en la Presa Trojes por la presencia de agrietamiento en la corona.

También se reportaron los colapsos de fachadas de viviendas, daños en 30 escuelas, así como en 21 unidades médicas, 1 derrumbe carretero, en deslave de cerro, en Comanja, así como iglesias e infraestructura pública con daños.

De acuerdo con la titular de la CNPC, en Jalisco, Aguascalientes, Nayarit, Estado de México y la Ciudad de México se registraron daños menores.

En el caso de la capital, precisó, hay 21 inmuebles con daños, de los cuales 4 tienen un riesgo medio y el resto son de riesgo bajo.

«Considerando que fue un sismo de alta magnitud, el resultado de las afectaciones no son de mayores riesgos, lamentamos profundamente los dos fallecimientos, pero las afectaciones a la infraestructura son menores y serán atendidas”, aseguró.

Aclaró también que se activarán los recursos del Programa para la Atención de Emergencia por Amenazas Naturales, con el que se buscará que 23 mil familias de 10 municipios de Colima y de 17 en Michoacán sean atendidas por las Fuerzas Armadas con alimento y agua.

Con información de Excélsior