A 9 meses de la desaparición y muerte de la joven Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, dos exempleadas del motel Nueva Castilla fueron vinculadas a proceso por los delitos de falsedad de declaraciones y encubrimiento.

Como medida cautelar el juez de control fijó que no podrán salir del estado y tendrán que acudir una vez al mes a firmar, además de que se estableció un plazo de tres meses para el cierre de la investigación.

La audiencia se realizó este lunes y fue de manera virtual y privada; sin embargo, estuvieron presentes los padres de la joven Mario Escobar y Dolores Bazaldúa.

«El día de hoy el juzgador determinó que sí existen pruebas suficientes para vincular. Ya vincularon entonces en ese sentido el juzgador de alguna manera da un tiempo determinado para presentar elementos suficientes para poder checar la investigación de los delitos equiparables: falsedad de información y encubrimiento”, relató Escobar.

La joven desapareció el pasado 9 de abril del 2022 tras acudir a una fiesta en una quinta del municipio de Escobedo y su cuerpo fue localizado 12 días después en una cisterna en desuso del motel Nueva Castilla.

Las exempleadas fueron identificadas como Ana Luisa “N”, quien se desempeñaba como gerente del motel y la recamarista Elida Yurith “N”.

Las mujeres fueron imputadas el pasado 4 de enero por presuntamente haber ocultado la existencia de las cámaras del motel, así como material que podría ayudar a resolver el feminicidio de Debanhi Susana.

La próxima audiencia se realizará después del día 10 de abril.

«Después del 10 de abril nos van a dar la fecha para empezar lo que es el proceso”, indicó Escobar.

Comentó que las ex empleadas del motel Nueva Castilla no declararon nada porque se apegaron a ese derecho.

«Ya el juez determinó que sí hay un delito que se puede investigar entonces en ese sentido vamos a esperar que de alguna manera nos den la fecha para la nueva audiencia y que ya haya elementos para ver si se pudieran desprender algunas situaciones que pudiéramos tener un indicio del feminicidio de Debanhi”, agregó.

Añadió que después de 9 meses del caso lo primero que se ha logrado es esta vinculación.

Escobar compartió que también siguen pendientes de lo que les informe la Fiscalía General de la República (FGR) que ya atrajo el caso de su hija.

El padre de familia mencionó que, aunque este es un paso dentro del caso de su hija, lo que espera es que se encuentre a los responsables que la privaron de su vida.

«El sentir de nosotros es de que nadie nos va a regresar a Debanhi, pero sí queremos sentar ese precedente (de que se pueden hacer las cosas bien)”, sostuvo.

También comentó que tras estas primeras vinculaciones se puede “ir el hilo” para ahondar en la investigación del feminicidio.

«De las pesquisas que se vayan haciendo con estas dos señoritas y que esperemos que sí hay más gente que de alguna manera sabe algo los exhortamos a que declaren, que nos digan, que vayan a la Fiscalía”, puntualizó.

Fuente: excelsior