La Fiscalía General de la República (FGR) acusó, este miércoles 25 de agosto, que tras realizar una investigación ministerial, encontró que Ricardo Anaya Cortés recibió 6 millones 800 mil pesos para votar a favor de la llamada reforma energética, misma “que privatizaría la producción petrolera mexicana”.

Según la FGR, el 11 de agosto de 2020, cuando presentó su denuncia de hechos por los supuestos sobornos para la aprobación de la reforma energética, Emilio Ricardo Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), señaló que recibió instrucciones “superiores” para entregar el dinero a Anaya Cortés, cuando fungía como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

Lo anterior con la finalidad de que el ex candidato presidencial de la colación “Por México al Frente” -integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC)-, votara a favor de la llamada reforma energética, hecho que quedó asentado el 11 de diciembre de 2013, cuando se aprobó la con el voto a favor del entonces legislador federal.

“Según consta en diligencias ministeriales, dicha cantidad le fue entregada a Ricardo Anaya por una persona de confianza del propio Emilio Lozoya, cuyo nombre es Norberto ‘N’ [Norberto Gallardo Vargas, ex jefe de escoltas del entonces director general de PEMEX], […] en las instalaciones de la Cámara de Diputados, en el año 2014”, detalló la FGR en un comunicado publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Miguel Pérez Esquivel -chófer del ex funcionario federal- y Froylán Gracia Galicia -jefe de Oficina de la Dirección General de PEMEX-, ahora testigos de la Fiscalía General de la República, señalaron que en ese entonces se presenciaron diversas visitas de Anaya Cortés y otros legisladores, a las oficinas de Lozoya Austin, en la Dirección General de Petróleos Mexicanos, lo cual quedó asentado en diligencias ministeriales.

La FGR puntualizó que el monto de 6 millones 800 mil pesos corresponde a su vez de un primer pago por 10 millones de dólares, hecho a modo de soborno a Lozoya Austin por parte de Hilberto Mascarenhas Alves da Silva -jefe del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht-, Marcelo Bahia Odebrecht -director general de la Organización Odebrecht-, Luiz Antonio Mameri -ex líder empresarial de la constructora para América Latina y Angola-, y, Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de la constructora brasileña en México.

“Su intención [era] obtener, a partir del año 2012, controles y contratos en operaciones sustantivas en el área petrolera mexicana; y, para ello, entregaron sobornos a Emilio Lozoya, como un primer pago por 10 millones de dólares, para garantizar el control sobre esa producción petrolera”, detalló la FGR.

Asimismo, la Fiscalía General de la República afirmó que los hechos que involucran al ex presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN), en el caso, evidencian una línea clara de hechos delictivos que tuvieron por objeto entregar el patrimonio petrolero del país a intereses y a empresas extranjeras.

“Todo ya ha quedado debidamente judicializado en casos vinculados con el presente asunto, los cuales ya son del dominio público”, refirió la FGR, la cual abundó que en la etapa de investigación inicial, de audiencia inicial y de vinculación a proceso, el Ministerio Público de la Federación sólo necesita exponer al Juez de Control los datos de prueba con los que considere que se establece un hecho que la ley señale como delito y la probabilidad de que el imputado lo cometió o participó en su comisión.

Fuente: Zeta Tijuana